El implante coclear puede solucionar la hipoacusia

El 25 de febrero es el Día Internacional del Implante Coclear, en conmemoración de la primera intervención de este tipo, realizada en Francia en el año 1957, que permite devolver la capacidad de audición a personas con sordera neurosensorial severa o profunda.

La hipoacusia, o pérdida de audición, es un problema crónico y discapacitante que puede afectar a niños y adultos, con consecuencias como retraso en el desarrollo cognitivo, dificultad para la integración social y problemas de salud mental como la depresión.

Según el grado de gravedad, la hipoacusia puede clasificarse como leve, moderada, severa y profunda.

La Ley Nº 25.415 garantiza el derecho de todo recién nacido a ser evaluado para conocer su condición auditiva. Además, a través del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, los pacientes menores de 5 años pueden recibir audífonos o implante coclear, según la necesidad.

El implante coclear es un dispositivo de alta tecnología, que fue diseñado para restituir la audición en personas con sordera severa o profunda, para quienes el audífono no representa una solución.

Este aparato transforma el sonido en señales eléctricas y las envía al cerebro por el nervio auditivo, que reconoce estas señales como sonidos. Consta de una parte interna, que se implanta dentro del cráneo, y otra externa, visible detrás de la oreja, que tiene un micrófono.

Importancia de la detección temprana

El implante coclear se indica a pacientes mayores de un año, diagnosticados con hipoacusia severa o profunda, ya sea de uno o de los dos oídos. En el caso de que el paciente haya tenido meningitis, el implante se hace antes del año de vida.

Está demostrado que el diagnóstico temprano de la hipoacusia y la implantación oportuna del implante coclear presenta notables beneficios auditivos, en el desarrollo lingüístico y la inserción familiar y escolar.

Detectar y tratar la hipoacusia durante la infancia es de suma importancia, ya que el desarrollo del lenguaje y el desarrollo intelectual y social del niño tienen estrecha relación con la capacidad de escuchar.

A los recién nacidos se les efectúa un estudio denominado de otoemisiones acústicas, que permite detectar tempranamente problemas de audición. No obstante, los padres o cuidadores deben estar atentos las conductas del bebé hacia los sonidos.

También una persona adulta puede mejorar su calidad auditiva mediante un implante coclear, lo que favorece la comunicación con otras personas y evita el aislamiento y la depresión.

Programa de Hipoacusia

Desde el año 2014, el Ministerio de Salud Pública cuenta con un programa de Hipoacusia, que funciona en el ámbito de la Subsecretaría de Medicina Social y en articulación con el Programa Nacional de Hipoacusia.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud proporcionados por el mencionado programa provincial, la incidencia de la hipoacusia es de 5 cada mil nacidos vivos. Las afecciones leves a moderadas son de 4 por cada mil nacidos vivos y las severas o profundas, de 1 cada mil nacidos vivos.

En el hospital Materno Infantil se realizan las otoemisiones acústicas. También, en el hospital Papa Francisco y en los centros de salud de los barrios Primavera, 20 de Febrero y Castañares y Nº 63, ubicado en avenida Sarmiento 655.

En el interior provincial, los estudios a recién nacidos se efectúan en los hospitales San Vicente de Paul, de San Ramón de la Nueva Orán, y Joaquín Castellanos, de General Güemes.

Además, desde el programa de Hipoacusia se realizan las otoemisiones acústicas en el resto del interior, trasladando los aparatos propios en forma periódica. “Trabajamos en red con los hospitales, contamos con un registro nominal de recién nacidos y nos desplazamos hacia los distintos lugares, para garantizar que a todos se les efectúe la pesquisa neonatal auditiva a tiempo”, expresó Sonia Siminelakis, responsable del programa.

El programa nacional provee equipamiento auditivo a niños de 0 a 9 años sin obra social. Este equipamiento puede consistir en audífonos, implantes cocleares, vinchas óseas u osteointegrados.

Desde el año 2015 al 2019, se entregaron 56 pares de audífonos y se realizaron 11 implantes cocleares a pacientes salteños. A partir de enero del 2019 hay registrados 94 pacientes en espera por equipamiento auditivo. De ellos, 6 tienen indicación de implante coclear, que debe proveer la Nación.

El programa provincial de Hipoacusia funciona en dependencias de la Dirección Materno e Infancia, Sarmiento 655, primer piso, con ingreso por el centro de salud Nº 63. Allí se realizan los estudios auditivos y la gestión de turno para especialista en otorrinolaringología. Por más información se puede llamar a los teléfonos (0387) 4211846 – 4213803.

Es requisito para ingresar al programa, que el paciente no posea obra social ni perciba beneficio de ANSES.

Deja una respuesta