El secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, aseguró hoy que existe “la confluencia entre el movimiento obrero organizado y los movimientos sociales.

Martínez aseguró que hay consenso con movimientos sociales para “la unidad nacional”

1950: Cuando la CGT se hizo peronista | El EstadistaEl secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, aseguró hoy que “la confluencia entre el movimiento obrero organizado y los movimientos sociales en una cumbre evidenció el consenso logrado respecto de la necesidad de poner en marcha un proceso de unidad nacional”.

El titular de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra), quien ofició hoy en la sede de la Avenida Belgrano al 1.800 como anfitrión de ese encuentro, realzó en declaraciones a Télam ese “consenso” luego del lanzamiento del “Plan de Desarrollo Productivo para la pospandemia”, y aseguró que esa unidad nacional debe formalizarse con “la convocatoria al diálogo social”.

“Ese diálogo social que siempre reivindica la Organización Internacional del Trabajo (OIT) debe ser institucionalizado y tener como objetivo la generación de empleo genuino y la reactivación del aparato productivo”, destacó el dirigente.

Martínez añadió a Télam que la propuesta conjunta formalizada con los trabajadores de la economía popular contribuirá a superar “la grave crisis económico-social”, y se pronunció por la necesidad de abandonar “la dinámica política de la confrontación y la grieta porque no conduce a nada positivo, por lo que se impone el diálogo social y la búsqueda de consensos”.

“Hay que consensuar una agenda de políticas económicas y sociales que atiendan hoy las necesidades reales y proyecten el desarrollo inclusivo. No hay más margen para las discusiones estériles que postergan las verdaderas demandas y necesidades de la sociedad y de los sectores débiles”, afirmó.

Martínez integra el Consejo de Administración de la OIT, es el jefe de la delegación sindical argentina en la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) anual en Ginebra, Suiza, y defiende “el diálogo social tripartito” -entre trabajadores, empresarios y Gobiernos- para hallar “soluciones y consensos”.

El secretario general de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Esteban Castro, afirmó luego de la reunión en la Uocra que “es preciso trabajar de forma ardua para que todos accedan a los derechos” consagrados.

“Todos son trabajadores, pero algunos conquistaron derechos y otros no. Hay que trabajar para que el conjunto acceda a esa posibilidad. Los movimientos sociales y el movimiento obrero organizado deben pensar una alternativa para emerger de la grave crisis. Seremos invencibles si lo hacemos en términos de producción y trabajo y de comunidad organizada”, puntualizó Castro luego de la cumbre.

En el encuentro en la Uocra también participó el dirigente marítimo y excotitular de la CGT, Juan Carlos Schmid, ya que según voceros de las entidades sociales “se le reconoce haber sido uno de los mentores” de “la inclusión de los trabajadores de la economía popular en la agenda laboral de la CGT”.