Presentan programa de capacitación electoral en idiomas indígenas en PBA

Durante el mes de noviembre en PBA comenzará a desarrollarse una etapa nueva de la participación específica de los derechos que le corresponden a los pueblos indígenas de nuestro país, la increíble novedad llega desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires en conjunto con el consejo nacional de política indígena CNPI y la Cámara Nacional Electoral (CNE).

Es la primera vez en 200 años desde la llegada de Pedro de Mendoza que los pueblos originarios descendientes de los primeros habitantes de los territorios, tendrán una participación específica en los comicios del próximo año 2023, y para la contienda electoral los ciudadanos que no dominan el español o castellano se capacitarán en sus respectivos idiomas o lenguas Indígenas ancestrales.

La novedosa iniciativa, forma parte de un trabajo coordinado que se realiza entre autoridades nacionales, provinciales y la sociedad civil en articulación con la representación política indígena de los pueblos originarios alineados en el consejo nacional de política indígena CNPI.

Esta herramienta electoral que crea un punto de inflexión en la lucha por el voto en la provincia de Buenos Aires, promete una fuerte posición que enfrenta por primera vez a la costumbre de los partidos políticos tradicionales y mayoritarios de un modo muy difícil de sortear, el idioma.

Los caudillos políticos y partidos centenarios, quedaron muy expuestos ante la increíble posición de la política indígena y el sufragio en Idiomas genuinos, pues coloca en escena el oculto dilema de la legítima representatividad.

La exacerbada situación coloca en vilo a los representantes opositores de sectores políticos contrarios a los más vulnerables, que por estos momentos ya es desesperante, en virtud de que el planteo más que legítimo, trae una durísima complicación a las costumbres comunes de los partidos políticos de imposición de nombres en listas sábanas y controles o fiscalización pagados o comprados según la ocasión.

Los caudillos políticos y partidos centenarios, quedaron muy expuestos ante la increíble posición de la política indígena y el sufragio en Idiomas genuinos, pues coloca en escena el oculto dilema de la legítima representatividad.

La exacerbada situación coloca en vilo a los representantes opositores de sectores políticos contrarios a los más vulnerables, que por estos momentos ya es desesperante, en virtud de que el planteo más que legítimo, trae una durísima complicación a las costumbres comunes de los partidos políticos de imposición de nombres en listas sábanas y controles o fiscalización pagados o comprados según la ocasión.

En esta oportunidad observamos desde OF la fuerte apuesta de la política indígena en observar que el funcionamiento de los comicios generales serán legales si incluyen los idiomas originarios y la comprensión real del sufragio, de otro modo, la cooptación conocida de los partidos políticos llegará a su fin, por desconocer el idioma de comunicación de la gran mayoría del electorado.

Cualquier interpretación está demás en un planteo que no tiene grietas, el Indec en el censo 2022 convalidó la posición y la experiencia del Consejo Nacional de Política Indígena CNPI tiene logros ya en funciones, puesto que en todo el país pusieron en práctica la verdadera participación con idiomas indígenas en Elecciones y lograron bancas provinciales y nacionales.

La situación se complica para la oposición desde nuestro punto de vista, en virtud que representan todo lo contrario a los derechos de los que no dominan el español o castellano.

Será el turno de la habilidad o ceguera de los partidos políticos y sus dirigentes de poder insertarse en la mecánica política indígena, que hasta parece increíble el formato con el que la costumbre de representar ilegítimamente se desplomó tan fácilmente ante los ojos de la oposición.

Desde el CNPI nos comentaron que el objetivo es brindar la mayor participación con la comprensión específica de un acto electoral, con la esperanza de que todos sean muy responsables a la hora de elegir o ser electos.

FUENTE OPINION FRONTAL