El llanto y la emoción de la familia de Garnacho, el argentino que debutó en el United

Alejandro Garnacho, el nacido en España pero naturalizado argentino, debutó este jueves en la Premier League con la camiseta del Manchester United y su familia vivió este momento desde el palco del estadio Old Trafford con mucha emoción por ver cristalizado el sueño de su hijo.

A los 90´el cuarto árbitro levantó el reloj electrónico y el mismo indicaba un cambio, el número 75 en verde por 36 en rojo, el mismo indicaba que era el turno de Alejandro Garnacho por el sueco Anthony Elanga.

Alejandro Garnacho y una temporada de ensueo para el futbolista de madre argentina Foto AFP

Alejandro Garnacho y una temporada de ensueño para el futbolista de madre argentina . Foto: AFP

El público en el mítico estadio inglés aplaudió al jugador local que dejó la cancha, pero también comenzó a festejar la aparición de una joven promesa del club que ya fue citado por el Seleccionado Argentino de fútbol.

Garnacho se pasó la mano por su rostro y salió al campo de juego del Old Trafford mientras en el palco su madre grababa lo que sucedería, gritaba de la emoción, Rober el hermano del futbolista también inmortalizaba lo que iba a ser el ingreso al campo de juego.

Cuando Alejandro pisó el césped un grito inundó la garganta de su mamá y se pudo observar al Alex como secaba sus lágrimas al ver a su hijo que debutaba en el Manchester United, así lo viralizó en las redes sociales el periodista español Alvaro de Grado.

Luego de esto se pudo ver a los tres emocionados por ver cómo Alejandro, de tan solo 17 años es una de las grandes apariciones del fútbol del United, de la Selección Argentina, pero es el hijo, el hermano que cumple su sueño desde pequeño.

El séptimo argentino y el “primer menor de edad” en debutar en Manchester United

El juvenil volante Alejandro Garnacho, de 17 años, se convirtió hoy en el séptimo futbolista argentino en debutar en Manchester United y el primero en hacerlo como menor de 18, nada menos que en uno de los cruces más atractivos como el de su equipo y Chelsea, que empataron 1 a 1 en un escenario mítico como el “Teatro de los Sueños” de Old Trafford.

La media docena de “antecesores” que tuvo Garnacho, que nació el 1 de julio de 2004 en Madrid pero se naturalizó argentino porque su madre es de esta nacionalidad, y por ella eligió también jugar por el seleccionado albiceleste mayor cuando dos meses atrás fue convocado por Lionel Scaloni, la componen también exintegrantes del representativo nacional.

Esa nómina, con la cantidad de partidos jugados con la camiseta roja con vivos blancos del club mancuniano, está compuesta por Marcos Rojo, con 122 encuentros; Carlos Tevez (99); Gabriel Heinze (83); Juan Sebastián Verón (82); Sergio Romero (61) y Ángel Di María (32).

Todos ellos llegaron a Manchester United después de tener exitosos recorridos previos en otros clubes de Argentina y Europa, mientras que Garnacho, a diferencia de estos, hoy tuvo su debut absoluto en primera división.

Por eso seguramente habrá dos nombres en la carrera de Garnacho que nunca olvidará: el del entrenador interino de Manchester United, el alemán Ralf Rangnick, que lo hizo debutar, y el del compañero que reemplazó, el sueco Anthony Elanga.

Claro que tampoco olvidará a un compañero que además hizo que su debut no fuera con derrota, nada menos que su admiradísimo Cristiano Ronaldo, autor del gol del empate y empático con él desde que tres partidos atrás empezó a ser convocado al banco de suplentes.

Juan Martín Tazzi también es otro nombre que no olvidará el “madrileño” Garnacho, que se crió viendo justamente al portugués Ronaldo haciendo maravillas en Real Madrid, ya que el ojeador que tiene trabajando la AFA para el seleccionado argentino en Europa fue el que se lo marcó a Lionel Scaloni para la última convocatoria de Eliminatorias Sudamericanas ante Venezuela y Ecuador

Y aunque no tuvo oportunidad de jugar todavía, se dio el lujo, y el gusto, de compartir entrenamientos y fotografiarse con su otro ídolo contemporáneo, Lionel Messi.

Su citación para el seleccionado argentino provocó el enojo de los españoles, ya que Garnacho, que empezó a jugar al fútbol en las categorías formativas de Atlético Madrid antes de pasar a las inferiores de Manchester United, formó parte del representativo sub-17 de España entre 2018 y 2020.

Sin embargo, como una reglamentación de la FIFA de no mucho tiempo atrás no considera oficiales las convocatorias a esas categorías, fue que desde la AFA apuraron el paso para quedarse con este chico de inconmensurable futuro citándolo a la selección mayor junto a otras jóvenes promesas de su edad como Matías Soulé, de Juventus; Luka Romero, de Lazio; Tiago Geralnik, de Villarreal y Nicolás Paz, de Real Madrid.

Estos jugadores pueden empezar a fogonear lo que será la base del recambio generacional pos Mundial de Qatar, a partir de algo que le gusta a Scaloni y su cuerpo técnico: jóvenes jugadores que tengan roce europeo. No en vano el entrenador argentino y su ayudante de campo, Walter Samuel, viven en el Viejo Continente.

El sábado 16 de abril Garnacho fue por primera vez al banco de suplentes del primer equipo del United en la victoria por 3 a 2 sobre Norwich con un triplete de Ronaldo, el sexagésimo en la carrera del portugués, que al término del encuentro le terminó regalando la pelota del partido que se llevó por ese hat trick.

Esa consideración hizo que el pibe de madre argentina que por ese amor filial terminó eligiendo al seleccionado argentino por encima del español, inmediatamente le devolviera esa gentileza que representa todo un símbolo de lo que Ronaldo piensa de él, con una frase contundente en su cuenta de Instagram referida a Cristiano: “el más grande de todos los tiempos”.

Y este jueves 28 de abril, 12 días después de su primera vez como suplente y cuando quedan apenas tres fechas de una temporada olvidable para Manchester United, que por ahora apenas se está clasificando para la Conferencia League 2022-2023 ya que ocupa el sexto puesto en la Premier League, a los 45 minutos del complemento tuvo la oportunidad de compartir oficialmente un puñado de minutos de descuento con Ronaldo.

Un rival, el defensor alemán Antonio Rúdiger le dio la bienvenida a la élite del fútbol con una cariñosa y paternal palmada en la espalda, mientras sus padres y hermano estallaban de emoción en las plateas.

Garnacho ya es jugador de la selección mayor argentina y tiene como capitán a Lionel Messi. Nunca vivió en Argentina y todo lo que conoce es a través de lo que le cuenta su madre.

El desafío será ahora que, compartiendo tiempo con Messi, tenga al menos la posibilidad de comparar desde cerca y ese deslumbramiento que hoy tiene por Ronaldo también se haga extensivo a “Lío”. Entonces sí será un poco más argentino de lo que simplemente dice su pasaporte.